Tengo ataques de nervios

Alejandra Álvarez, LMFT

Una versión de este artículo fue publicada originalmente en PsychoSocial Media.

¿Qué es un ataque de nervios?

El término “ataque de nervios” es parte del vocabulario de uso diario en español. Generalmente abarca una variedad de síntomas como:

  • Sentirse fuera de control
  • Llanto
  • Sensación de calor en el cuerpo
  • Desmayo
  • Palpitaciones del corazón
  • Temblores en el cuerpo

En común, el ataque de nervios es un episodio aislado que ha sido provocado por un evento o información en particular. Ligado a la cultura Hispana y Latina, el ataque de nervios frecuentemente no cumple con los criterios de diagnóstico para la ansiedad o trastorno de pánico. Sin embargo, si frecuentemente tienes ataques de nervios, o si interfieren con tu vida cotidiana, puedes estar en riesgo de una condición de salud mental, así como la ansiedad generalizada.

¿Cuál es la diferencia entre un ataque de nervios y la ansiedad?

La ansiedad no siempre es algo malo. Así como la tristeza, la ansiedad es una emoción normal que nos alerta a un cambio, peligro, o miedo. Es como una alarma interna en el cuerpo. Una vez que ha pasado la causa de la emoción de ansiedad, la persona vuelve a la normalidad.

Por otra parte, los trastornos de ansiedad impactan nuestra habilidad de vivir el día a día. Incluyen el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, y el trastorno obsesivo-compulsivo. Muchas veces estos trastornos se refieren como “la ansiedad”.

Los síntomas de la ansiedad impactan los aspectos de la vida cotidiana—ya sea social, laboral, o relacional. Los criterios del diagnóstico de ansiedad incluyen:

  • Preocupación excesiva
  • Impaciencia
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular
  • Problemas de sueño
  • Problemas de concentración
  • Fatiga

Los síntomas causan un impacto clínicamente significativo en la vida de la persona.

La ansiedad generalizada, en contraste al ataque de nervios, es omnipresente en múltiples áreas de la vida y no ocurre en situaciones aisladas.

¿Cómo puedo manejar mis nervios?

En casos de nervios, la primera avenida de manejo sería observar y ajustar el estilo de vida:

  • Reducir cafeína
  • Reducir estrés
  • Hacer más ejercicio
  • Implementar ejercicios de meditación y atención plena
  • Observar dieta alimenticia
  • Dormir suficientemente
  • Aumentar soportes sociales
  • Tratar tratamientos alternativos/holísticos (ayurveda, acupuntura, homeopatía, curandería, etc.)

¿Qué puedo hacer si pienso que tengo ansiedad?

La ansiedad puede ser manejada correctamente con una combinación de terapia, medicación, y ajustes en el estilo de vida. Así como no hay dos personas exactamente iguales, el tratamiento para la ansiedad (o cualquier desorden de salud mental) tiene que ser basado en las necesidades individuales de la persona. ¡No tengas vergüenza de pedir ayuda, y recuerda que no estás solo!

Si piensas que estás en riesgo de la ansiedad, tomes una prueba de ansiedad en este sitio. Es gratis, rápida, y validada por la ciencia.


Referencias

Toma una prueba de salud mental

La prueba de depresión es para los individuales que sienten una tristeza abrumadora. La prueba de depresión también está disponible en inglés.

La prueba de ansiedad es para las personas que sienten que la preocupación y el temor afectan su vida cotidiana. La prueba de ansiedad también está disponible en inglés.