El duelo y la pérdida

Genesis Morales, LMFT

Este artículo fue contribuido por PsychoSocial Media.

El duelo nos impacta a todos. La pérdida es una de las experiencias más dolorosas que alguien puede pasar cuando un ser querido, mascota, o una persona cercana fallece. Y el duelo no solo se siente a través de la muerte, sino también a través de otras pérdidas en la vida.

Pero es un tema del que no siempre hablamos, entendemos o procesamos. El tema del duelo y la pérdida es importante porque en las comunidades Latinx no se platica mucho del dolor y las reacciones naturales. Mucha gente minimiza las experiencias del duelo y no procesa el dolor que se siente y puede ser por muchas razones como la vergüenza o miedo.

Unos de los ejemplos de la minimización son:

  • “Todo estará bien, ya pasará.”
  • “Era lo mejor que hubiera pasado para que ya no sufriera.”
  • “Sé lo que estás sintiendo”.
  • “Ya no llores.”
  • “El tiempo te sanará.”
  • “Dios lo quiso así.”
  • [La persona que falleció] “no quisiera que estés triste.”

Estos comentarios minimizan. No ayudan a sentir el dolor que es normal. Hacen que la persona pasando por el duelo se sienta mal por estar triste o sienta que nadie le entiende. Dan el mensaje que el dolor debe pasar rápido y pronto.

A veces también tratamos de no sentir emociones dolorosas porque tenemos miedo de no poder salir de ese dolor. Pero el duelo se tiene que sentir.

Entender el duelo y el impacto que tiene en nosotros nos ayuda a normalizar nuestras emociones y pensamientos que antes no entendíamos o no parecían normales. El dolor es normal y las reacciones que tenemos son parte del proceso. Cuando entendemos esto, podemos mejorar nuestra práctica de la autocompasión y el amor propio sin juzgar cómo nos sentimos.

También es importante entender que el duelo se presenta diferente en cada persona. No tiene tiempo limitado ni día de vencimiento. Pueda que pase un año o cinco y todavía estés procesando tu dolor—y eso es normal.

Cómo reconocer el duelo

Es importante entender las reacciones naturales del duelo para apropiadamente procesar y aliviar el dolor. Las reacciones naturales del duelo las sentimos emocional, física, conductual, cognitiva y espiritualmente.

  • Emocionalmente, podemos sentir tristeza, desamparo, desesperación, miedo, enojo, o culpa.
  • Físicamente, podemos sentir vacíos, dolor, letargo, o cambios en el sueño o apetito.
  • Nuestro comportamiento puede ser distraído. Puede ser difícil quedarse quieto o concentrarse. Puede haber lágrimas. Tal vez quieres hablar mucho del pasado—o no quieres hablar en absoluto.
  • Cognitivamente, podemos sentir incredulidad. Podemos pensar mucho en la persona, o preguntarnos por qué ocurrió la pérdida.
  • Espiritualmente, podemos buscar un significado, sentir la presencia de la persona, y cuestionar o alterar nuestras creencias personales.

Para más ejemplos, se puede leer este panfleto de OUR HOUSE, un centro de apoyo para el duelo.

¿Alguna de las reacciones naturales te resonó?  Si es así, te quiero recordar que lo que sientes es normal. Cuando negamos las reacciones naturales del duelo y no procesamos el duelo apropiadamente, tenemos dificultad para verbalizar, comprender y comunicar nuestras necesidades emocionales, físicas y espirituales.

Cómo sobrellevar el duelo

Ahora que ya entiendes las reacciones naturales del duelo, puedes normalizar comportamientos, emociones y pensamientos. Recuerda, no hay nada malo contigo; estás en duelo. Permítete sentir y reconocer tu dolor. No hay línea de tiempo para el duelo ni forma correcta de aguantar.

Presta atención a tu cuerpo. Cuando puedas reconocer el dolor y puedas dejar a lado la creencia que el duelo debe pasar rápido, comenzarás a permitirte sentir lo que es normal y necesario para sanar. Cosas que se pueden hacer para ayudar a procesar el dolor incluyen: darte tiempo, llorar, compartir memorias y pensamientos del ser fallecido, escribir en un diario, escribir una carta al ser fallecido, cuidarte y practicar la autocompasión. Tú ya tienes todo lo que necesitas dentro de ti para procesar el dolor que es el duelo.

Cuando sientas dificultad en procesar tu duelo o verbalizar tus necesidades, puedes utilizar esta lista de validaciones para reconocer tu duelo y practicar la autocompasión:

  • “Puedo sentir enojo y rabia y todavía ser una buena persona.”
  • “No hay nada malo en sentir mi tristeza. Mis sentimientos son válidos. Llorar no es una debilidad.”
  • “Mis sentimientos no son demasiado.”
  • “Mi productividad, concentración y motivación no miden mi valor.”
  • “Descansar es amarme a mi mismo. Dormir es mi derecho humano.”
  • “Puedo extrañar a (la persona fallecida) y también sentir alegría.”
  • “Puede que no tenga todas las respuestas en este momento y eso está bien.”

Cómo estar allí para los seres queridos que están pasando por el duelo

Cuando alguien está pasando por el duelo, es importante recordar que no es nuestro trabajo quitar o remover ese dolor. Es importante no minimizar lo que alguien está sintiendo. Personas procesando el duelo necesitan que les escuche. Necesitan espacio para hablar del ser fallecido. A veces sólo necesitan que alguien esté allí físicamente deteniendo el dolor emocionalmente sin tener que decir nada. Es importante dejarles saber que estás presente y disponible.

Toma una prueba de salud mental

La prueba de depresión es para los individuales que sienten una tristeza abrumadora. La prueba de depresión también está disponible en inglés.

La prueba de ansiedad es para las personas que sienten que la preocupación y el temor afectan su vida cotidiana. La prueba de ansiedad también está disponible en inglés.